screenshot_startscreen_web

Hace un par de días, Microsoft presentó su versión de prevista para desarrolladores del futuro de Windows, Windows 8. Lo bueno para nosotros es que, además de presentarlo también, te dejarán descargarlo e instalarlo en tu computadora, completamente gratis, hasta que salga la versión finalizada. Aquí te decimos cómo. La verdad es que instalar Windows 8 en tu computadora es terriblemente fácil, así que esperen que esto sea bastante corto.

  1. Descarga la imagen de Windows 8 de aquí. Hay varias versiones, así que cuida descargar la adecuada. Primero revisa si tu sistema es de 32 o 64-bits, y si vas a querer las herramientas de desarrollador. Lo más probable es que no, para tu suerte, pues la imagen con herraminetas es más grande. Necesitarás al menos unos 4GB libres para descargar la imagen.
  2. Quema la imagen. Si estás en Windows 7 es tan fácil como insertar el DVD, darle click derecho al archivo y seleccionar “Quemar imagen de disco” (o similar, mi Win7 está en inglés así que dice “Burn disc image”) y listo.
  3. Antes de continuar deberás hacer una partición de tu disco. (Paréntesis para los que no sepan qué es una partición: Básicamente es una manera de partir tu disco para que la computadora crea que son dos discos, aunque en realidad es uno solo, ¿aja? La partición 1 será independiente de la partición 2, por lo que puedes incluso instalar dos sistemas operativos distintos en cada una sin problemas. Que es precisamente lo que haremos.) Para hacer la partición yo usé EaseUS Partition Master 9.1, porque era gratis, principalmente. Tu partición debe medir mínimo 17GB para instalar Windows 8.
  4. Ahora que ya tienes tu partición es hora de instalar Windows 8. Sólo inserta tu disco recién quemado en tu DVD, y reinicia tu computadora. Presiona F12 o similar para que aparezcan las opciones de Boot. Selecciona el DVD.
  5. Windows 8 hará básicamente todo el trabajo por ti, sólo debes tener cuidado para una sola cosa: cuida de instalarlo en tu partición nueva, de otro modo lo harás en la partición que sí usas y matarás todos tus datos. Es decir, en lugar de usar las opciones normales, pon Custom Options y selecciona tu partición.
  6. ¡Listo! Windows 8 hace el resto de la instalación. Sólo debes ingresar algunos datos como tu nombre, password, los datos de tu red inalámbrica y demás.

En resumen:

  1. Descarga la imagen.
  2. Quémala.
  3. Haz una partición nueva.
  4. Inserta tu disco de Windows 8 y presiona F12 en el startup.
  5. Sigue las instrucciones en pantalla, cuidando de seleccionar tu nueva partición.
  6. ¡Listo!
Disclaimer: Recuerda que Windows 8 no está en su versión final, por lo que haces esta instalación bajo tu propio riesgo. Asimismo no te recomiendo utilizar Windows 8 como tu Sistema Operativo principal, razón por la cual lo estamos instalando en una partición nueva. ¡No nos hacemos responsables si algo sale mal! Aunque el riesgo es mínimo, es algo que debes tomar en cuenta antes de hacer esto.