Google ha expresado que la industria del entretenimiento Hollywoodense está engañando a la justicia estadounidense y además defiende a sitios de intercambio de archivos en línea como Megaupload y Hotfile. La controversia en estos temas continúa.

Google sale a la defensa de sitios como Hotfile o Megaupload, argumentando que no tiene que recaer en ellos la responsabilidad de vigilar los contenidos que se comparten en sus sitios; según Google, esta obligación es de los titulares de los derechos mientras que la de los proveedores de servicios, es eliminarlos cuando sean advertidos.

Para expresar su opinión sobre este polémico tema, Google ha enviado un informe a la Corte Federal de Florida donde se han pronunciado, de forma amistosa, en contra de la persecución actual que sufren los sitios de intercambio de archivos; recordemos que en febrero la Motion Picture Associationn of America (MPAA) ejerció una demanda contra Hotfile.

Por otro lado, los estudios de cine en Hollywood opinan que Google es quién está engañando a la justicia estadounidense, ya que injustamente los proveedores de los servicios online antes mencionados, no están respetando la Digital Millennium Copyright Act (DMCA). La DMCA es una ley de copyright de Estados Unidos que protege los derechos de autor; esta ley incluye la Online Copyright Infringement Liability Limitation Act, que establece que los proveedores de servicios online tienen que vigilar sus sitios para descubrir si en sus dominios se están intercambiando contenidos protegidos.

El punto de Google es que esta acta debería proteger a servicios de intercambio de archivos, ya que los mismos son una base importante del crecimiento de servicios como Facebook, Twitter o YouTube: “Sin la protección de los puertos seguros, estos servicios se habrían visto forzados a alterar sus operaciones o incluso podrían no haberse lanzado desde un primer momento”, explica la gente de Google.

Volviendo al caso de Hotfile, la MPAA asegura que este sitio debería ser cerrado porque la mayoría de los archivos que intercambian sus usuarios violan derechos de autor. Google responde asegurando que la infracción para compañías como Hotfile sólo tendría que existir, si hubieran sido advertidas de los archivos piratas presentes en su sitio y no hubieran hecho nada al respecto.

Entonces, ¿quién engaña a quién? ¿Google a la Corte Estadounidense o la MPAA a la Corte? Lo cierto es que este tema sigue dando de qué hablar en todo el mundo, no sólo en Estados Unidos. Lo malo, es que no se ve por dónde pueden llegar a un acuerdo todas las partes involucradas para terminar o corregir esta situación.