Paleontólogos de la Ciudad de México han avanzado en un 70% en los huesos del Mamut de México descubierto de manera fortuita en Milpa Alta el año pasado.

Mamut de México

Para excavar al mamut, un Mammuthus columbi, los paleontólogs han usado métodos magnéticos, elecéctricos y de georradar comúnmente utilizados en el campo de la arqueología.

De acuerdo al Instituto Nacional de Antropología e Historia, se han localizado la defensa, parte del cráneo, una rama mandibular, costillas y vértebras, parte de las patas delanteras y las escápulas.

Los científicos calculan que el mamífero tenía 30 años antes de morir, y que pesaba alrededor de 10 toneladas. Los Mamuts son miembros de la misma familia que los elefantes, convirtíendolos en los mamíferos terrestres más grandes del mundo (los mamíferos más grandes del mundo son las ballenas azules).

El descubrimiento está situado en Santa Ana Tlatelolco, Milpa Alta, un municipio de la ciudad de México a las afuerdas del Distrito Federal.

De acuerdo a Joaquín Arroyo, paleontólogo, los huesos se encuentran en un estado de conservación muy delicado, por lo que requieren un líquido consolidante para no pulverizarse. Se especula que este daño haya sido causado por las cenizas en las que se ha encontrado el especímen, la cual proviene de una erupción volcánica de hace unos 10 mil o 12 mil años. Esa época es llamada Pleistoceno, y los paleontólogos especulan que la región, en ese entonces, era un pastizal.

Te dejamos muchas más imágenes de él: