La polémica vigilancia del estado mexicano está fuera de control y poco podemos hacer

Browse By

La vigilancia en México alcanza niveles preocupantes

El gobierno mexicano excede las medidas de vigilancia, poniendo en riesgo la privacidad, la seguridad y los derechos humanos de la población. Así lo demuestra una investigación reciente, realizada por la organización  Red en Defensa de los Derechos Digitales (R3D) la cual han titulado “El estado de vigilancia fuera de control“.

Las autoridades mexicanas intervienen las comunicaciones privadas, eso no es ningún secreto, todos los gobiernos lo hacen. El motivo de realizar esta actividad es la de “garantizar la seguridad nacional”, sin embargo, seamos realistas porque vivimos en uno de los países con niveles de corrupción increíbles –¿verdad Javier Duarte?–. En México sólo las procuradurías y fiscalías de los estados,  la PGR, el CISEN y la Policía Federal, están facultados para intervenir las comunicaciones privadas de una persona. Sin embargo, hay información que revela que la SEDENA, y otras instituciones están involucradas en la compra de software de espionaje.

EL estudio de R3D arroja datos alarmantes y al parecer no nos importa mucho, resulta que el 90% de las personas que supuestamente han sido intervenidas o vigiladas “con fines de investigación penal” no han sido acusadas de delito alguno ante un juez, entonces, ¿Para qué quiere el gobierno saber los metadatos de las llamadas o su actividad en internet? Está de pensarse ¿No crees?

También destaca que existen dependencias de Gobierno como la Secretaría de Hacienda,  quienes también han solicitado el acceso a información de ciudadanos, una dependencia que en teoría y por ley, no tendría facultad para intervenir comunicaciones.

El estado de vigilancia en números

En el periodo del año 2013 al 2015, las instancias gubernamentales solicitaron un aproximado de 3 mil 182 solicitudes de intervención de comunicaciones privadas. Las empresas de telecomunicaciones recibieron 41 mil 107 peticiones de metadatos, mientras que hubieron 11 mil 994 solicitudes para revelar la geolocalización de personas en tiempo real. Y lo más alarmante es quizá que el 99% de estas peticiones no contaron con el visto bueno de la justicia, sin embargo, obtuvieron los datos de las empresas ¿Cómo lo habrán hecho?

Autoridades que presentan el mayor número de solicitudes de datos

captura-de-pantalla-2016-12-01-a-las-10-01-01-a-m

Total de solicitudes de acceso a datos de empresas de telecomunicaciones

telefonicas

Y lo peor de todo este asunto es que el gobierno ha invertido millones de euros en software de espionaje, solo para que tengas una idea, nuestro país es el que más dinero le ha dado al llamado “Hacking Team” con 5,808,875 euros, y adivina ¿Quién lo paga? En resumen, como dice Molotov en una de sus finas letras: le estamos dando más poder al poder…

Puntos clave sobre la situación de vigilancia en México

Así manifiesta R3D el problema que estamos viviendo:

  • El marco legal se ha diseñado deficientemente, a veces de manera deliberada, para dar pie a interpretaciones que permitan a más autoridades vigilar sin contrapesos institucionales que pongan en riesgo la garantía de impunidad.
  • Se han institucionalizado métodos abusivos y des- proporcionados de vigilancia como la conservación masiva e indiscriminada de datos de usuarios de telecomunicaciones.
  • La gran mayoría de las medidas de vigilancia se ha llevado a cabo sin control judicial
  • Un número importante de autoridades han ejercido la vigilancia, e incluso han adquirido millonarias capacidades tecnológicas altamente invasoras, sin siquiera tener facultades legales para la intervención de comunicaciones privadas.
  • La utilización de medidas de vigilancia por autoridades de procuración de justicia no ha tenido como resultado ejercicios de acción penal, sino que la gran mayoría de los casos se han vigilado personas que jamás son llevadas a juicio por la probable comisión de un delito.
  • Las obligaciones de transparencia no se han cumplido en la práctica.
  • Persiste gran resistencia de parte de las autoridades a entregar información

No sé si nuestros gobernantes han leído mucho a Orwell, porque parece que estamos viviendo la novela 1984. El enorme problema es que la autoridad miente, pues está negando los datos, a pesar de que todo se encuentra registrado. Las dependencias están asegurando que han realizado hasta tres veces menos las cifras, es decir, no están reconociendo sus acciones. Existen muchas inconsistencias. Lamentablemente no podemos hacer mucho, o quizá si, como ciudadanos debemos unirnos y pedirle cuentas claras a las autoridades, al final, nosotros somos quienes pagamos sus sueldos y los colocamos en sus cargos.

Distráete un poquito