La empresa coreana KIA es una de las últimas compañías automotrices en meterse en el mundo de los coches autónomos – es decir, capaces de conducirse solos en cualquier circunstancia. Así, los coches autónomos de KIA llevan las de perder en estos momentos, pero todo es podría cambiar gracias a una noticia anunciada en CES 2016.

KIA ha revelado que planea invertir 2 mil millones de dólares para el 2018 para acelerar el proceso de investigación de auto autónomos. Una buena noticia, dado que ya va un poco atrás de sus competidores con esto. De hecho, Ford acaba de anunciar que triplicó su flotilla de coches autónomos durante este año para obtener más millas de prueba en ellos.

Drive Wise

El sistema de KIA llevará por nombre Drive Wise, y además de las funciones que ya conocemos – control de velocidad, detección de obstáculos, etcétera – éste también contará con controles a través de gestos, a lo que llama Blind Control, así como un lector de huellas digitales que permitirá al auto identificar a cada conductor e instalar sus preferencias fácilmente. No más descubrir que le cambiaron a tu estación de radio favorita.

Tras esta inversión, KIA planea tener autos completamente autónomos en las calles para el 2030. Claro, veremos algunas de estas funciones en sus autos antes, en los próximos cinco años al menos.

La otra buena noticia para KIA es que ahora cuenta con una licencia para probar sus autos en Nevada, el único lugar actual en el que las automotrices pueden probar sus autos legalmente. El auto que está usando para probar estas nuevas funciones de Drive Wise es el Soul EV, un auto compacto eléctrico.