Nos sigue sorprendiendo el robo de Project Valerie durante el pasado CES 2017 por lo que representa este hecho como tal.

Se trataron de dos prototipos que fueron hurtados directamente de una sala de exhibición de Las Vegas, Nevada, la tarde del domingo.

Project Valerie, lo mejor del CES

Tan sorprendente nos pareció que Project Valerie ocupó el primer lugar en nuestro top 10 con lo mejor del CES 2017.

Como te contamos anteriormente, Project Valerie es una laptop para gamers y creativos con tres pantallas 4K IGZO de 17.3 pulgadas. Entre las cosas que más llaman la atención es su tecnología NVIDIA G-SYNC para reproducir velocidades eficaces para jugadores, precisión de color Adobe RGB de 100%, un mecanismo de despliegue automático diseñado por Razer, y una tarjeta gráfica NVIDIA GeForce GTX 1080.

El robo de Project Valerie

Min-Liang Tan, fundador de Razer, informó en su cuenta de Facebook el robo de dos de sus propotipos. Según dijo, sus equipos trabajaron durante meses para conceptualizar y desarrollar las unidades robadas con el fin de mostrarlos en la feria de tecnología.

Aunque Min-Liang dijo que lo trataron como un robo, y si es relevante para el caso, también puede ser considerado como “espionaje industrial, y eso es muy serio; es hacer trampa, y la trampa no queda bien con nosotros”. Aseguró que las penas por ese tipo de delitos “son muy graves y cualquiera que lo haga claramente no es muy inteligente”.

El fundador de Razer señaló que están presentado “todos los informes necesarios” y trabajando con las autoridades para aplicar la ley.

En un comunicado enviado a Polygon, Razer ofreció una recompensa de hasta 25 mil dólares a quien ofrezca información verídica que conduzca a la identificación, detención y condena de un sospechoso.

Postura de la CTA

La Consumer Technology Association (CTA), quien organiza el CES, ofreció una declaración respecto al incidente de las computadoras de Razer.

En un comunicado indicaron que fueron notificados el pasado domingo 8 de enero “sobre el robo de dos ordenadores portátiles del stand de Razer después de las horas oficiales de exhibición”.

Ante ello, la CTA mostró su pesar y comentó que la seguridad de sus expositores, asistentes, productos y materiales utilizados es su “máxima prioridad”, por lo que utilizan “una amplia variedad de medidas de seguridad” en su programa para combatir el robo”. Finalizaron diciendo que esperan “cooperar con la policía y Razer a medida que se investigue el incidente”.