Imagina esto: un día, cualquiera, estás en el trabajo, cuando de pronto todos los posts de Facebook se tratan de lo mismo. Una nave espacial acaba de aterrizar en una ciudad de Estados Unidos, una de Japón, una de Venezuela… etc, etc. ¿Qué harías?
Ésta es la premisa de Arrival o La Llegada, pero no crean que es una película tipo Día de Independencia en el que Will Smith salva el día destruyendo naves espaciales (y qué bueno porque ya basta de matar extraterrestres en el cine, ¿no?). Arrival es mucho más sutil que eso.
De hecho, nadie sabe por qué los extraterrestres llegan a la Tierra, ni por qué son 12 y están en diferentes lugares del mundo. Las respuestas a estas preguntas las tiene que averiguar Louise Banks (Amy Adams), una lingüista y Ian Donnelly, un físico, ambos colaboradores del ejército de Estados Unidos para intentar comunicarse con los alienígenas. Y esto no será una misión fácil, ya que el idioma y las formas de interacción de los héptapodos (como llaman a los aliens) es radicalmente distinta a la nuestra.
A partir de ahí, el filme nos lleva en un viaje único de descubrimiento del lenguaje héptapodo. Pero este viaje también nos mostrará el drama interno del personaje principal, Louise, y de una crisis mundial al tratar con los diferentes 12 lugares en donde también hay naves espaciales. Tres historias entrelazadas por el tema central del lenguaje. Cada paso que Louise da para acercarse a entender el idioma héptapodo traerá consecuencias para el resto del mundo y también para su persona. Como verán lo que cuelga sobre la cabeza de Louise no es pequeño y podría tener una resolución bastante temible, como una nueva guerra mundial o hasta la destrucción de las naves espaciales.
amy-adams
Las actuaciones de los dos personajes principales son increíbles, tanto de Amy Adams (Superman V Batman), como de Jeremy Renner (Avengers), pero es sin duda Adams quien se lleva el filme; nos lleva del terror de conocer a una nueva especie, al entusiasmo por conocer su idioma, la frustración cuando las diferentes naciones no logran trabajar en conjunto. Es una heroína hecha y derecha, valiente cuando tiene que serlo, inteligente, pero también frágil y emocional.
Arrival es una muestra de lo que una buena historia de ciencia ficción nos puede dar: no es sólo una exploración de los extraterrestres, sino una historia que nos habla del poder del lenguaje y de la cooperación entre naciones y personas (que mucha falta hace en estos días).
El director del filme es Denis Villeneuve, que tiene una racha ya de películas que dejan mucho de que hablar, su trabajo previo a The Arrival es Sicario, película con la que estuvo nominado a la Palma de Oro en Cannes.
Si no eres un fanático de la ciencia ficción, TIENES que ver esta película que sí tiene extraterrestres pero un drama profundamente humano, y sí ya eras fanático de la ciencia ficción, no sé por qué no la has visto ya.

¿Te falta algo? Encuéntralo aquí



Recibe más de LuisGyG en tu Mail.

* indicates required
/ ( dd / mm )
Intereses

CON EL APOYO DE…