Hyrule Warriors es un juego un tanto extraño, que ciertamente se sale un poco de la línea de juegos de Zelda que hemos vivido durante los último 20 años. Es cierto que no es la primera vez que una compañía que no es Nintendo hace un juego de Zelda (Capcom hizo Minish Cap, después de todo) y tampoco es la primera vez que Zelda existe en un género distinto al suyo (recordarán algunos la existencia del jueguito de arquería que salió para Wii), pero sí es la primera vez que Nintendo se una Tecmo Koei para hacer un juego que claramente no es Zelda, pero a la vez lo es.

Reseña Hyrule Warriors

Hyrule Warriors es, simple y sencillamente, Dyanasty Warriors vestido de los personajes y las stages de Zelda. Sin embargo, no por eso debes de descartarlo, especialmente no si eres un fan de Zelda. Después de todo, podrás usar una gran cantidad de personajes de Zelda para derrotar hordas de enemigos, y se ve COOL. Es la única manera de describirlo.

Se siente bien. Se siente cool matar enemigos de esta manera masiva, especialmente como uno de tus personajes favoritos, con versiones hiperbólicas de ataques que has visto antes en la serie.

El juego trata de capturar territorios del mapa al cumplir varios objetivos – ya sea matar hordas de enemigos, capturar ciertos items, o matar bosses. Pero el objetivo es siempre el mismo: gana de una manera violenta.

#TúMuyBien de Hyrule Warriors

Como ya mencioné, es un juego en el que juegas como varios personajes de Zelda – Link, Sheik, Impa y más – para derrotar horadas de enemigos. Para hacerlo, debes usar las distintas armas por las que cada uno de los personajes es famoso. Esto hace que cada uno se sienta muy único, y pronto encontrarás cuál es tu favorito (Sheik). Sin embargo, el juego te recomienda que cambies de personaje, ya que cada uno tiene fortalezas y debilidades, por lo que terminarás jugando con todos ellos. Un punto muy a su favor.

Los escenarios están basados en los los distintos juegos de la serie de Zelda – desde Twilight Princess hasta Ocarina of Time y más, por lo que todos ellos te parecerán reconocibles e interesantes. Es cool jugar en estos mundos en un contexto tan distinto, y reconocer los puntos importantes de cada mundo. Como la estatua de la Diosa en Skyloft :)

Puedes personalizar a cada uno de tus personajes con “Badges” y mejoras en las armas, por lo que se siente que hay un progreso constante, y en donde puedes personalizar cada uno de tus personajes. Es entretenido ver qué cosa funciona mejor.

Además de usar los distintos personajes de Zelda, también tendrás oportunidad de usar muchas de las armas de Link y lo mejor de todo, abrir sus cofres con la musiquita clásica.
Además de usar los distintos personajes de Zelda, también tendrás oportunidad de usar muchas de las armas de Link y lo mejor de todo, abrir sus cofres con la musiquita clásica.

El juego presenta tres dificultades distintas, y depende de cada escenario. Así puedes decidir entre “sólo quiero pasar el rato” a “hazme la vida de cuadritos”, como prefieras.

El modo co-operativo local es ultra divertido. Es genial sentarse en el sillón con otro fan y patear traseros de orcos. El estar sentado junto a otra persona y ambos hacer ataques especiales hace que te sientas muy cool, como si realmente fueras el héroe de la película de acción. Dependerá del entusiasmo de tu compañero también.

El título cuenta con varios modos de juego, por lo que hay varias maneras de progresar. Las personas que gustan de completar un juego al 100% tendrán mucho que hacer. Uno de los más divertidos sin duda es el “Free Mode” que te permite hacer cualquier escenario con cualquier personaje que ya hayas desbloqueado, pero dos que te dan un gran sentido del progreso son “Adventure Mode” y “Story Mode”. En fin, aunque la mecánica de juego en sí puede ser bastante repetitivo, el título hace lo posible por darte diversas cosas qué hacer, y lo logra.

#TúMuyMal

Si ya has jugado Dynasty Warriors, o cualquiera de sus versiones de distintos mundos, como Pirate Warriors de One Piece, por ejemplo, se siente como que ya has jugado el juego antes – porque ya lo has hecho. A pesar de algunas adiciones específicas a Zelda, como las herramientas de Link, el juego es básicamente idéntico. No hay innovación – pero de cierto modo, no la necesita.

A pesar de los distintos modos de juego, personajes y escenarios que encuentras en el juego, éste puede llegar a ser muy repetitivo. Después de todo, a pesar de que los objetivos cambian, la manera de cumplirlos sigue siendo la misma – hila combos cool hasta matarlos. Pero si recuerdas que este es un título equivalente a una película de acción veraniega, te la vas a pasar mucho mejor.

No incluye modo co-operativo en línea, por lo que no podrás jugar con alguien que esté del otro lado del mundo. La verdad no fui muy fan de jugar co-operativamente en línea con un desconocido en otro juego parecido, por lo que no sé qué tanto esto afecte al juego. Pero ciertamente sería mucho mejor que lo incluyera. Se siente como una oportunidad perdida.

Lana no es el personaje más interesante, y es un poco "niña japonesa cliché", pero cumple su propósito y usar magia es divertido.
Lana no es el personaje más interesante, y es un poco “niña japonesa cliché”, pero cumple su propósito y usar magia es divertido.

El modo cooperativo puede ser difícil de encontrar, a pesar de que sepas de que existe, ya que sólo aparece un pequeño letrero que dice “Presiona +” en la pantalla de selección de personaje. La verdad es que tuve que buscar la opción en internet antes de encontrarla. Por otro lado la configuración del control del segundo jugador es a fuerza a través del sensor de movimiento para los ataques normales, por lo que tendrás que agitar el control mucho durante cada batalla. Esto es menos cansado de lo que suena, y más preciso también, pero de cualquier modo me gustaría tener la opción.

El modo cooperativo no es del todo de pantalla compartida en realidad, si no que uno de los jugadores usará la tele, y el otro usará la pantalla del GamePad. Esto quiere decir  que ambos cuentan con la pantalla completa para jugar, pero una ciertamente será más pequeña que la otra.

ParaTerminar

En fin, este es un título al que amarás, o simplemente dirás no es para mí. Es un juego que disfrutarás mucho más si eres ya un fanático de Zelda, pues lo divertido es usar a los distintos personajes, verlos patear traseros y dominar todos sus ataques especiales. Si no eres capaz de reconocer a los personajes, sus ataques y los escenarios en los que peleas – junto con todos los pequeños Easter Eggs que Tecmo Koei a puesto en tu camino – no lo disfrutarás tanto como un fan.

¿Pero quién tiene un Wii U que no sea fan de Nintendo de algún modo?

Un juego divertido para matar el rato, especialmente con algún amigo al lado de ti en el sillón. Puntos extra si también es fanático de Zelda. Imposible no reír de felicidad. No es sólo para fans, porque los ataques y personajes son divertidos de usar de cualquier manera, pero definitivamente los fans lo disfrutarán mucho más.

No sólo podrás matar al Rey Dodongo, si no a muchos de los bosses que normalmente ves en la serie de Zelda.
No sólo podrás matar al Rey Dodongo, si no a muchos de los bosses que normalmente ves en la serie de Zelda.